Brunelleschi Filippo: (1377 – 1446)

Fuente: http://es.wikipedia.org/ wiki/Filippo_Brunelleschi

Arquitecto, escultor, teórico, matemático y orfebre del Renacimiento Italiano. Con su arquitectura generó la ruptura total con el estilo Gótico precedente, al crear “ll Doumo” de la catedral de Santa María de las Flores, en Florencia. Con sus estudios matemáticos brindó a las artes de las herramientas necesarias para acercarse realmente a la forma de como se perciben los objetos con la llamada “perspectiva cónica”. Como hombre nuevo propone  por primera vez el modelo clásico pero con una nueva mirada en la forma interpretativa. Brunelleschi junto con Alberti son considerados los arquitectos más sobresalientes del Primer Renacimiento Italiano. Como constructor sobresale por la creación de la Cúpula de Florencia llamada “ll Doumo”. Realizó más obras de valor como el interior de la Basílica de San Lorenzo en Florencia y la Fachada del Hospital de los Inocentes.

La Ciudad Industrial

Ciudad con elementos repetitivos, sin naturaleza y único punto visual La Fábrica

Solución propuesta originalmente por el inglés Robert Owen para resolver los problemas tanto de los empresarios como de los trabajadores en relación con la industria. Cabe recordar que en el siglo XIX las excesivas horas de trabajo y grandes distancias que tenía que recorrer el trabajador hasta su hogar eran muy agotadoras, por lo tanto se ideó tener todos los satisfactores junto al  lugar de trabajo, principalmente en el ramo de la vivienda y el transporte. Las ciudades industriales se crearon bajo la necesidad de las explotaciones de las minas salinas cerca de Manchester Inglaterra, pronto se aunaron a las fábricas de textiles y otras. Su importancia se esparció por Europa y Estados Unidos.

Bajo el nuevo modelo propuesto de ciudad nacieron: Georgiaville en Rhode Island,1812. Ciudad de Pullman, Illinois1879,  Port Sunlight junto a Liverpool en 1887. En 1889 La Compañía de Chocolate Cadbury colaboró a crear Bournville. Pero una de las más importantes fue la creada por la fábrica Krupp de Essen, Alemania, aún tomada como ejemplo.

La Ciudad Industrial alcanzó su madurez con el francés Tony Garnier en el s. XX.

El Canon del Moderno

El Moderno se caracteriza por introducir un nuevo vocabulario al mundo de la arquitectura, tan importante quizá como el de los Orígenes Clásicos y el del Renacimiento. Este nuevo lenguaje pronto se propagó por el mundo. Su fuerza impactó en la primera mitad del siglo XX,  y su evolución hacia el Deconstructivismo y el Postmoderno llega a principios del s. XXI. El lenguaje propuesto nace por la posibilidad de crear nuevos edificios con materiales más livianos dada la introducción a la arquitectura del acero, el concreto armado, los paneles de vidrio… Esto permitió la creación de edificios con claros más grandes entre columnas (más de 117m), y alturas jamás logradas (más de 305m). Este nuevo lenguaje genera los siguientes cánones: La simplificación de las formas, el uso de las líneas curvas, la ausencia de ornamentos, paredes con superficies planas, el uso de grandes ventanales enmarcados con metal. Se introducen también los siguientes preceptos: “Menos es más” “la forma sigue a la función”,  “la casa es una máquina de habitar”, y “el espacio mínimo necesario”. Heredan de las Vanguardias el deseo de experimentación e introducen preceptos dados en: El cubismo, Expresionismo, Neoplasticismo, Futurismo etc… Conservan del pasado arquitectónico: La eficacia manifiesta en la resistencia, las cargas estructurales y la estética. En conclusión; todo ello generó un movimiento dinámico donde cada obra es única. Es la corriente del Moderno la que terminó en definitiva por acabar con el vaivén arquitectónico visto desde los orígenes hasta la Revolución Industrial, basado en materiales pesados como cantera, mármol, ladrillo y que fueron sustituidos por materiales livianos que perduran hasta nuestros días en el s. XXI.

Revolución Arquitectónica del Renacimiento

La revolución arquitectónica inició en Florencia, Italia en el  siglo XV. Inicia con la cúpula de Santa María de las Flores creada por Fillipo Brunelleschi. La importancia de la obra radica en la revaloración de la arquitectura clásica grecorromana pero con una libertad artística, por parte del arquitecto. La respuesta creativa al problema de la cúpula de la Iglesia fue la fuente de inspiración para muchos de los arquitectos, quienes vieron las siguientes necesidades:  El arquitecto había dejado de ser artesano y se había convertido en un profesional del diseño. Debía de ser revalorado por la sociedad y adquirir un estátus de elite dentro de ella. Para lograrlo necesitaba ser educado en temas de política, historia, artes, ciencias, en sí, un verdadero humanista acorde con los tiempos. Debía dejar el control gremial del medievo y el anonimato para lograr sorprender al mundo con sus obras y estilos, por ello; el Renacimiento se encuentra lleno de nombres de artistas sobresalientes cercanos a Papas y personas acaudaladas. Existió la necesidad de escribir cánones y tratados sobre arquitectura, pues el último valorado data de Marco Vitruvio del s. 1 a.C. El primero en realizarlo fue León Battista Alberti con su “De re aedificatoria”. quién siguió los pasos de Vitruvio y por su afán didáctico de las matemáticas logró sintetizar muchos conceptos a reglas que predominarán en todo el Renacimiento repercutiendo hasta América,( le siguieron:  Vignola y Andrea Palladio). En cuestión constructiva la tendencia renacentista logra hacer que los edificios representen el poder económico y político; que la construcción sea una labor democrática donde el usuario y el inversionista puedan participar de las decisiones del arquitecto al momento de planear la obra, (situación que perdura hasta nuestros días). Por último y de forma aún empírica y siguiendo el objetivo renacentista de que el hombre sea consciente de su espacio, se introdujo el estudio del impacto de la obra con su entorno.

Santa María del Fiore

Basílica de Santa María de las Flores primera obra arquitectónica del Renacimiento Italiano sobresaliente por su cúpula.

Catedral renacentista sobresaliente por su  decoración, cúpula y tamaño. Se encuentra localizada en el centro de la ciudad. Simboliza el poder económico, político y religioso de Florencia sólo igualado con el de Pisa y Siena en el s. XII y XIII.

Con esta obra se da inicio al Primer Renacimiento Italiano en la Arquitectura ya que su construcción duró más de 170 años y tiene claras muestras del cambio entre el Románico, Gótico y Renacimiento. Su construcción inició en el año 1296 y terminó en el 1446 d.C. En su construcción participaron una gran cantidad de arquitectos y escultores de reconocida fama como Brunelleschi y Donatello…

La obra se caracteriza por estar su fachada recubierta en el su totalidad de mármol blanco de Carrara además de pequeñas líneas de detalle en  rojo y verde. Cuenta además de dos puertas labradas en bronce conocidas como “las Puertas del Paraíso”. En su interior tiene la capacidad de contener a más de 30.000 personas, haciéndola la Basílica más grande de la época y destronada sólo por la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Se caracteriza por un campanario de 82 metros de alto pero a pesar de su belleza, la cúpula de ladrillo  rompe con toda la unidad anterior es la más alta y pesada jamás construida hasta el momento en toda la historia de la humanidad.

Grande fue el reto constructivo de la cúpula, se tuvieron que crear nuevas herramientas para facilitar el trabajo de albañilería como por ejemplo las grúas creadas por el propio Fillipo Brunelleschi-. La innovación de la planta octogonal  permitió que fueran innecesarios los  andamios de madera lo que abarató el costo, e hizo menos molesta su construcción. La cúpula resultante alcanza una altura máxima de 114 mts. Termina en un círculo perfecto que al igual que su fuente de inspiración (el Panteón en Roma), permite la entrada de luz y aire al recinto. Se requirieron más de 4 millones de ladrillos equivalentes a 37 tons. métricas para su construcción. La obra en general sufrió grandes contratiempos como la muerte de sus grandes maestros constructores, cambios de patrocinadores,  pero el más importante fue por la causa de la Peste Negra que afectó a Florencia en el 1348. El único accidente considerable que ha sufrido la Catedral es que en la cúpula se instaló una linterna octogonal a manera de remate pero que en su exterior la pieza original fue recubierta por cobre, por lo que un rayo en el  1600 lo derribó, teniéndola que sustituir años más tarde y con otro estilo. Hoy es el principal centro atractivo de la ciudad pero no puede ser apreciada totalmente en su cercanía, por lo que se aconseja asistir a un mirador cercano a la ciudad  para poderla apreciar en todo su esplendor.

Obras: Campidoglio (Plaza del).

Plaza del Campidoglio, Roma.

Obra máxima de la arquitectura urbana de Miguel Ángel y ejemplo perfecto del Urbanismo Renacentista. Corrigió el diseño de dos edificios separados en una colina al realizar las siguientes modificaciones: Desfasó los módulos de dos pisos al agregarle a uno de ellos un piso más. Unificó sus fachadas. Al centro de los mismos colocó una enorme estatua de Marco Aurelio como pieza principal. Creó una gran escalera que une las colinas y le da proyección hacia la gran estatua como punto focal primordial. Su solución fue lógica, simple y muy elegante que perdura hasta nuestros días.
Ver también: Miguel Ángel Bounarroti

Autores: Nikos Saligaros.

Sobresaliente teórico urbanista arquitectónico de finales del Siglo XX. Reconocido Profesor de Física y Matemáticas en EUA y Europa. Artista, políglota, editor, consultor Internacio-nal de arquitectura, salud y tecnología. Cercano colaborador de Christopher Alexander. Participó en la edición de “Nature of Order” (1983). Ha obtenido varios reconocimientos como: Participante en el Comité de Honor de la “Red Internacional de Edificios Tradicionales, Arquitectura y Urbanismo” (INTBAU) y en la “Fundación del Príncipe en Londres” (Inglaterra, 2004). Participó en la 5ta Bienal del “Congreso Europeo de Town Planners” ( Barcelona 2003). Entre sus obras publicadas sobresalen:”Principles of Urban Structure” y “A Theory of Architecture”

Ver también: Alexander, Christopher

Autores: Miguel Angel Bounarroti.

Arquitecto, escultor, pintor y poeta del renacimiento italiano, admirado por todos los tiempos. Considerado Genio a la altura de Leonardo da Vinci (del que fue un gran rival a pesar de ser 20 años más jóven). Miguel Ángel nació cerca de Arezzo en 1475, y fue enterrado en Florencia, en la iglesia de Santa Croce en 1564. A los 6 años, es animado a pintar con Francesco Granicci. A los 13 se traslada a la “bottega”, estudio, de Domenico Ghirlandaio quien le enseña las técnicas del fresco y desarrolla su capacidad como dibujante. A los 15, se dedicó a estudiar la escultura, con Bertoldo di Giovanni. Fue acogido como hijo adoptivo en el palacio de los Médicis bajo el patronazgo de Lorenzo II “El Magnífico”. Conoció a Pico della Mirandola, Marsilio Ficino y al poeta Angelo Poliziano y a los futuros Papas León X y Clemente VII. A los 16 años ya había logrado su estilo personal y realizado dos esculturas, entre ellas”La Virgen de la escalera”. En 1494 se traslada a Venecia y Bolonia, donde esculpe tres estatuas de mármol para el Arca de Santo Domingo y estudia las obras de Jacopo della Quercia. En 1496 viaja a Roma, a examinar las ruinas y estatuas de la antigüedad clásica que se estaban descubriendo. Además es esta época siente una profunda admiración por la anatomía, y la estudia por las noches en el depósito municipal de cadáveres; hecho que posteriormente se verá reflejado en su obra como: “La Centauromaquia” (1496-1498) con lo que supera a Donatello. En 1498 – 1500, antes de cumplir 25 años, realiza sus primeras esculturas a gran escala: “Baco” y “La Pietá” (La Piedad para San Pedro del Vaticano, única obra en la que aparece su firma). En 1501 y 1504 crea la gigantesca escultura de mármol del David (4,34 metros) y decora de la Sala del Consejo del Palazzo della Signoria, en Florencia. En 1508 y 1512 se desarrolla como pintor al decorar la bóveda de la Capilla Sixtina en el Vaticano (su obra cumbre), bajo el encargo del Papa Julio II. Su actividad arquitectónica comienza en 1519, cuando diseña la fachada (nunca realizada), de la iglesia de San Lorenzo en Florencia. Para los años de 1520, diseñó la Biblioteca Laurenciana y las tumbas de los Médicis en la Sacristía Nueva de San Lorenzo, en Roma. De 1536 a 1541 realizó el fresco del Juicio Final localizado tras el altar de la Capilla Sixtina. Entre 1538 y 1539 participa con gran éxito en su obra de remodelación urbana en la Plaza del Capitolio “Campidoglio”, principal centro político y social de la ciudad de Roma.

Ver también: Campidoglio

Autores: Christopher Alexander.

Importante diseñador, constructor y consultor internacional. Nació en Viena en 1936. Realizó altos estudios universitarios en las áreas de Arquitectura y Matemáticas en EUA. Algunas de sus aportaciones son: Uso innovador del concreto y la tecnología. Introdujo conceptos a los fundamentos del “Nuevo Urbanismo”.

Padre del Movimiento “Pattern Language” (1977). Escritor e investigador ” The Nature of Order” (teoría que trata de dar respuesta al problema de las ciudades desde un punto científico y opuesto a las modas). Ha obtenido la “Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos” (1970). Pertenece a la”Academia Americana de Artes y Ciencias”(1996), la “Swedish Royal Academy” y al “Instituto de Arquitectura del Principe de Wales”.

Ver también: Salingaros, Nikos

Ferdinand de Cheval (1836-1924)

Cartero de profesión, arquitecto de pasión. Sin estudios previos de arquitectura y escultura, edificó lo que hoy es conocido como el “Palacio Ideal de Cheval”. Su obra fue admirada en vida por los surrealistas del siglo XX: André Bretón, Salvador Dalí y Pablo Picasso; quienes consideraron que la obra  cuenta con unidad a pesar de estar bajo los criterios de la autoconstrucción y la arquitectura fantástica. Hoy, su obra se ha convertido en un gran atractivo turístico que sigue  atrayendo a los artistas plásticos de todo el mundo.

Sugerencias para profundizar en el tema: Ver Autoconstrucción.

Palacio ideal de Cheval

Ferdinand de Cheval